Alergias. Cómo evitar que la primavera estalle en tu piel

Alergias. Cómo evitar que la primavera estalle en tu piel

Las alergias muy frecuentemente nos distancian del disfrute que supone la temporada vernal. Picazón, ardor y resequedad son usuales, asimismo estornudos, ojos que lloran, todos síntomas que causan molestias y fastidio. En los casos comunes de alergias estacionales, la clave no es otra que una buena humectación. Muy frecuentemente, una rutina que nutra la dermis y fortalezca la barrera cutánea basta para prevenir rubicundeces, descamaciones, piel áspera y otras señales que aparecen en esta temporada de año.

La primavera es el instante en que la piel reacciona con mayor intensidad, ¿por qué razón? Hay una mayor cantidad de substancias alergénicas en el entorno, como el polen -que asimismo puede provocar conjuntivitis, rinitis, contrariedades respiratorias, eccemas y crisis asmáticas-, aparte de insectos, ácaros del polvo, caspa de mascotas, moho o bien humedad.

Aunque las alergias no siempre y en toda circunstancia pueden evitarse, sí se puede preparar la piel en forma conveniente, eludir exposiciones superfluas y tratar precozmente los brotes. Las zonas fotografía expuestas acostumbran a irritarse más como pies, cara, cuello, nuca, manos y escote. No obstante, en personas con dermatitis atópica los pliegues tras las rodillas o bien en los brazos son los más perjudicados. Asimismo hay que tomar en consideración zonas de contacto con botones, metales, costuras, flexibles, bisutería y el empleo de perfumes. Las molestias acostumbran a aparecer como eccemas, engrosamiento de la piel, fisuras, enrojecimiento, ampollas o bien granos y prácticamente siempre y en toda circunstancia con un prurito intensísimo, que empeora de noche y con el calor, lo que altera de manera notable la calidad de vida.

4 básicos del día tras día
HUMECTACIÓN: Es esencial y puede hacerse con substancias como la urea, la manteca de karité o bien otros lípidos como aceite de almendras, oliva, sésamo, asimismo jojoba o bien aloe que asisten a sostener la barrera cutánea indemne. Las vitaminas A y Y también cooperan con las defensas de la piel, acrecientan la hidratación, aportan flexibilidad y actúan de forma precautoria.
LIMPIEZA: Es precisa una adecuada limpieza de la piel con lociones o bien jabones hipoalergénicos o bien productos llamados syndet, que imitan a los jabones, mas su composición química es menos irritante. Como lo primordial es sostener la piel hidratada es preciso eludir la exposición exagerada al agua y al empleo del jabón. De ahí que las duchas han de ser veloces y con agua preferentemente tibia, emplear jabones neutros y secar suavemente con la toalla, entonces aplicar una crema anatómico nutritiva. No es recomendable lavarse de forma permanente las manos o bien hacer la limpieza y las labores del hogar sin guantes; hay que estar atentos a los cambios bruscos de tiempo, la sequedad extrema, el aire acondicionado, el humo del cigarro, entre otros muchos, por el hecho de que son agentes que exacerban y empeoran los cuadros alérgicos de la piel.
MAKE UP: Hay siempre y en todo momento que seleccionar aquellos hipoalergénicos, testados y con texturas ligeras para sostener el equilibrio epidérmico. Si bases, correctores, sombras, rubores o bien labiales no cumplen con estos requisitos probablemente empeoren los casos de sensibilidad irritando la piel todavía más. Ya antes del maquillaje, es esencial la adquisición de hábitos de limpieza de cutis de rutina diaria, incluyendo tónicos descongestionantes (sin alcohol) y cremas hidratantes.
PROTECCIÓN: Son claves para el cuidado de la piel, mas deben cumplir con ciertos requisitos anteriores, como ser de extenso fantasma contra las radiaciones UVB y UVA y contener filtros físicos y químicos para acrecentar la protección. Ciertos pueden tener componentes que dan alergia como es la oxybenzona. En el caso de tener la piel sensible, hay que eludir los productos que tengan este filtro.
Kit de defensa para pieles altamente sensibles
Poner cuidado en ciertos hábitos rutinarios puede marcar una diferencia substancial cuando de pieles altamente sensibles se trata. «Ciertas de estas medidas de prevención pueden resultar bastante difíciles de aplicar en el día tras día, mas hay que tomar en consideración el grado de alergia de la persona, o sea, cuanto más alérgica sea, va a haber que extremar más los cuidados», explica la doctora Velia Lemel, dermatóloga (MN sesenta y seis mil seiscientos cincuenta y siete) y aconseja:

La estación de las flores también es la temporada de los sarpullidos y rojeces. Los efectos son inevitables pero los síntomas pueden disminuir considerablemente si se tiene en cuenta algunos hábitos y tratamientos

Eludir parques y jardines en las horas en que la concentración de polen es mayor: al amanecer y al atardecer.
Usar lentes de sol para resguardar los ojos del polen.
Sostener las ventanas de casa cerradas para eludir la entrada del polen, en especial en días de mucho viento y sol. Bastan diez minutos para ventilar la casa, mas hay que hacerlo en el instante en que la concentración de polen es menor como es el mediodía.
Hay que extremar la limpieza y reducir la concentración de polvo en la casa.
Si se tiene aire acondicionado, va a deber emplearse un filtro singular para el polen. Lo mismo aplica para el aire del auto.
Resulta conveniente tender la ropa dentro de la casa para eludir que el polen se acumule sobre ella.
Si se practica ejercicio de forma regular y la persona es de tendencia a alergias, resulta conveniente hacerlo, lejos de parques y jardines.
En los días de mayor concentración de polen es recomendable darse una ducha al llegar a casa y mudarse de ropa para quitar todo el polen que se haya podido amontonar sobre el pelo, la piel y la indumentaria.
Un botiquín bien pertrechado
Ciertos cosméticos recomendados singularmente para esta temporada del año:

LANCÔME Hydra Zen gel crema hidratante, calma la sensación de calor, rubicundeces y tirantez, hidrata por cincuenta ml dólares americanos 4565.
Bagovit A Piel Extra Seca, emulsión anatómico elabora con vitamina liposolubre A, manteca de karité y vitamina liposoluble E, nutritiva, ideal para pieles extra secas, por trescientos cincuenta gr a dólares americanos 490
Dermaglós Emulsión para rubicundeces que descongestiona, suaviza y también hidrata piel sensible, con FPS30 por x50 gr a dólares americanos 948.
Avon True Niebla Facial con antioxidantes, hidrata y refresca, con fórmula que actúa como barrera antipolución, por noventa ml a dólares americanos 289,99.
NATURA Protector solar anatómico, con ingredientes calmantes y refrescantes para la piel, no reseca la piel, por ciento veinte ml a dólares americanos 635
Carthage Deep Care Serum Dermo Calmante, mejora la vasodilatación pilífero reduciendo la irritación al unísono que sus pigmentos minerales corrigen las rubicundeces agrupando la tez, por sesenta gr a dólares americanos seiscientos setenta.
La Roche-Posay, Toleriane Sensitive, actúa sobre los signos de piel intolerante como eritema, tirantez y quemazón, picazón y enrojecimiento y resequedad por cuarenta ml a dólares americanos 1038.
AVENE ANTIROJECES CREMA DIA, calma la sensación de irritación y calor, con acción descongestionante, ideal para pieles con rosácea, por cuarenta ml a dólares americanos 2.150.
Lucy Anderson LINEA REDENSITY, crema redensificante con extracto de algas rojas de acción antioxidante y remineralizante, equilibra pieles irritadas y rojizas por sesenta gr a dólares americanos 966
Neutrógena Sun Fresh Wet Skin, protector solar que se aplica sobre la piel mojada, FPS cincuenta, para cara y cuerpo por ciento ochenta ml dólares americanos 686.
Asesoraron: Matías Maskin, jefe del servicio de dermatología del CEMIC y consultor de La Roche-Posay; Mónica Maiolino, médica dermatóloga (MN ochenta y seis mil cuatrocientos setenta y tres MP cuatrocientos cuarenta y 4 mil trescientos treinta y cuatro), miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología y asesora médica de Dermaglós; Laura Mijelshon, dermatóloga y directiva del Centro Piel y Estética; y la Doctora Velia Lemel, dermatóloga (MN sesenta y seis mil seiscientos cincuenta y siete) y directiva de Clinica Lemel.